viernes, 29 de mayo de 2015

Al parecer se ha perdido el gusto por las cartas. El amor por las palabras escritas va en declive y, honestamente, me hace llorar.

Cada día, desde hace meses, te he escrito. No con una intención distinta a la de hacerte saber que en mis días vas.. Pero entiendo bien que no todo lo que digo va a gustarte. No todo va a sonar interesante. Nada de lo que hoy tengo que ofrecer puede ser de tu agrado. Lo entiendo. Comprendo.

En el futuro alguien más podrá escribirte cartas, regalarte palabras raras o rimas tontas. Por el bien tuyo, espero que lo disfrutes como una vez disfrutaste conmigo.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario