sábado, 13 de junio de 2015

El dominio de la obscuridad ha sido absoluto..
y es así como durante tantas temporadas me quedo dormido en el sillón.
Viene mi tía y me despierta, pasa mi madre y me deja descansar después de una enorme tristeza.

No soy un ser de profundos pensamientos y no pretendo que todo sea como venía siendo.
Me sentaré a comer. Pan, elote y arroz. Agua de jamaica y tostadas de queso sin mucha preparación.
Estaré vagando por ciudades cercanas intentando evadir la necesidad de estar junto a ti.
La idea de que puedo tomar contigo un poco de té y que dejáramos de sentir lo que nos separa y (que fácil) me quisieras en tu casa de nuevo.

Evocar al pasado no es algo bueno.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario