sábado, 6 de febrero de 2016

Es muy triste y a nadie le importa.
Todo mundo se pierda en sus asuntos y. la verdad, ya nada queda por salvar.
Decir adios no es emocionante. No es memorable.
No son recuerdos que te hacen vibrar y llorar de alegría.

¿Qué tenemos tú y yo en común? ¿Qué podemos decirnos?
Es agotador todo.

El esfuerzo y lo único que tenemos..
Te amo y dudo mucho que un día lo recuerdes. Y no creo para nada que en algún momento me pienses.